domingo, 14 de noviembre de 2010

palabras evocadoras;




Las circunstancias me llevaron de un instante al siguiente, y al otro, y al otro, como le sucede a cualquier hombre, y seguí cada paso sin cuestionármelo. 


Y entonces, un día me detuve. Ya era viejo. Y ellos ya no estaban.

2 confusiones:

Victoria dijo...

Me gusta, lo sabes.
Digas lo que digas, estás un poquito melancólico.

Ámbar dijo...

Me gusta,pero ¿te has tomado algo que actualizas tanto?