martes, 16 de noviembre de 2010

Creo que los dos tenemos miedo de lo mismo. Y por una misma razón. Nunca hemos conseguido, ninguno de los dos, entrar en la vida. Estamos colgando del lado de afuera, por mucho que hagamos, convencidos de que nos vamos a caer en el próximo tumbo.

2 confusiones:

Ámbar dijo...

No sé, quizás se pueda saltar para dentro...
(me guzztaaa)

Victoria dijo...

Qué hermoso.
¿Quién es el afortunad@? :)