sábado, 21 de noviembre de 2009

Hooper.


Me senté a una mesa de la cafetería y pedí un té con hielo. Me pregunté que debía hacer. La respuesta era nada. La noche se acercaba y yo no sabia nada de la isla ni de su geografía. No había nada que yo pudiera hacer. Esperaría un poco más y, de no aparecer nadie, lo único que se me ocurría era buscar un alojamiento y volver por la mañana a la hora de la llegada del ferry.

Sputnik, mi amor (スプートニクの恋人, Supûtoniku no koibito)- Haruki Murakami.

1 confusiones:

Ruuuuth. dijo...

Como no.
Soy la firmadora y seguidora number one de tu blog, así que como buena persona tengo que seguir mi tradición de firmarte.

Diría que tu libro tiene buena pinta, el texto mola.

Lerrrrrrrrrrdo! :)