sábado, 29 de agosto de 2009

*

Puede que mañana me quiera ir.
Y puede también que mañana sea la vida
y que mañana, no exista mañana.

2 confusiones:

David dijo...

Por eso aprovechar el hoy y dejar el mañana para mañana. :)
Pasaba por casualidad y me ha gustado mucho tu blog.
Te sigo si no te importa.
Un saludo!
David.

Ámbar dijo...

No soy una niña.
No soy ese duende.
No soy luchadora.
No soy tu camino.
No soy buena amante,
ni soy buena esposa.
No soy una flor,
ni un trozo de pan.
Sólo soy esa cara de idiota